fichajes Voley Textil Santanderina

El Voley Textil Santanderina prepara la próxima temporada, la séptima consecutiva en Superliga, con un nuevo proyecto tras la incorporación del entrenador hispano-argentino Marcelo De Stefano, de 51 años de edad y viejo conocido del voleibol cántabro. Quien fue jugador profesional en Argentina en los años 80 y 90, compaginando su trayectoria como jugador con la de entrenador en esos inicios.

Tras su retirada de las pistas en el año 2003 comenzó su trayectoria como técnico en España, dirigiendo al Sant Pere y Sant Pau de Tarragona, para recalar con posterioridad en el CV Torrelavega, que dirigió entre 2006 y 2013, consiguiendo el ascenso a Superliga 1, además de numerosos éxitos en la base.

Al cerrar esa etapa en el club cántabro firmó por el Ushuaïa Ibiza Voley, siendo técnico asistente entre las temporadas 2013-2015, pasando a dirigir al equipo de 2016 a 2019, disputando con regularidad el play-off por el título y la Copa del Rey, alcanzando las semifinales en 2018. La pasada temporada recaló en otro equipo de Superliga, el UBE L´Illa Grau, que finalizó en la quinta posición de la tabla, con una participación destacada en la Copa de SM El Rey al alcanzar las semifinales.

De Stefano sustituye a José Ignacio Marcos, que estuvo diez años al frente del equipo, y recala procedente del UBE L´Illa Grau de Castellón, al que dirigió en Superliga la pasada campaña.

Entre las renovaciones destaca la del capitán Fran Calzón, de 27 años, que cumplirá su novena campaña consecutiva en el equipo. Natural de Utrera (Sevilla) llegó en septiembre de 2012, alcanzando en el Voley Textil Santanderina la madurez deportiva que le ha convertido en un jugador imprescindible para el equipo.

 “Va a ser raro porque un cambio de entrenador supone muchos cambios en el día a día, pero esto supone empezar de cero para todos, ponernos más las pilas y trabajar para intentar ganarte el puesto”, expresa el capitán textil.

Como capitán que lleva siendo desde hace cinco años, Fran Calzón siente una responsabilidad con los recién llegados, “porque cuando yo llegué aquí Ruper me ayudó muchísimo y como ví cómo me ayudó él, yo intento ayudar a los que llegan”, indica responsabilizado de un papel que le enorgullece.

Otra de las renovaciones del Voley Textil Santanderina es el líbero de Cabezón de la Sal Máximo Bárcena Mattera «Chimo», de 31 años de edad. “Chimo” llegó al club en categoría alevín, por lo que esta será su vigésimo segunda temporada en el club. Chimo Bárcena se muestra «ilusionado y con muchas ganas ante esta nueva oportunidad de disfrutar de la máxima categoría ante los míos, en el equipo de mi pueblo».

Tras confirmar las renovaciones, el primero de los nombres anunciados es el receptor-atacante brasileño Gabriel França, jugador brasileño de 24 años, de 1.95 metros de altura, y que tras una trayectoria exitosa en Brasil, ha decidido vivir su primera experiencia deportiva lejos de su país, tras defender la camiseta de São Caetano Vôlei o el Vôlei Ribeirão, en el que compitió la pasada temporada.

A la hora de hablar de sí mismo para permitir que su nueva afición le conozca mejor, Gabriel França comienza explicando los valores como deportista que le definen “compañerismo, dedicación y humildad”, para después ampliar indicando que “técnicamente, destaco por mi versatilidad en la cancha y mi manejo”.

En cuanto al conocimiento de su nuevo equipo, el receptor brasileño indica que “se que es un equipo muy respetado y que tiene una apasionada base de aficionados al voleibol”, mostrando cómo esa popularidad que tiene nuestra afición en Superliga traspasa fronteras y se ha convertido en un valor de prestigio internacional que se convierte en clave para afrontar la próxima campaña.

Otra de las incorporaciones es el opuesto vallisoletano Luis Martín Herrero, de 24 años, que llega procedente del Arenal Emevé Lugo. Cuenta con una amplia trayectoria en la Superliga de voleibol, con varias campañas en Río Duero Soria, donde debutó en la élite, una importante campaña intermedia en Superliga 2 en la Universidad de Valladolid,  y la última temporada en el Arenal Emevé en el que se convirtió en uno de los grandes puntales ofensivos de uno de los equipos revelación de la temporada.

Pese a su juventud, este opuesto de 1.85 metros de altura aportará altas dosis de experiencia a un proyecto renovado como el del Voley Textil Santanderina. Luisito, como se le conoce popularmente, explica que su presencia en el equipo cántabro viene motivada “porque Marcelo de Stefano contactó conmigo y puso mucho interés de su parte en que me incorporara, además de explicarme el proyecto que se está fraguando y que me parece muy interesante”.

El otro brasileño que se incorpora al equipo es Renan Levandoski, de 27 años. Central brasileño de gran envergadura (mide 2.04 metros), llega a la Superliga procedente del Juiz de Fora Vôlei, militando antes en otros equipos brasileños como el Monte Cristo Vôlei y el São José Vôlei, además de en el equipo argentino del Club Ciudad, en el que tuvo su única experiencia lejos de su país hasta la fecha.

El nuevo fichaje del Voley Textil Santanderina es un jugador con carisma, “me adapto fácilmente a la realidad del equipo, celebro cada punto, ayudo a levantar el ánimo del equipo”, indica Renan. Se trata de un jugador con gran capacidad tanto ofensiva como defensiva que promete compromiso.

Por último, el central cabezonense Aurelio Rodríguez Rubio regresa a la disciplina del Voley Textil Santanderina tras su paso por el Extremadura Cáceres Patrimonio de la Humanidad de Superliga 2, club en el que se fogueó en el voleibol profesional durante la pasada campaña.

Formado en la cantera del club y que debutó con tan solo quince años en la Superliga de voleibol, a sus 19 años, este central de 1.93 metros ha respondido de forma positiva a la llamada de Marcelo de Stefano, una situación que Aurelio define como motivada “por volver a jugar en mi club de procedencia después de haber crecido a nivel deportivo en esta etapa en Cáceres”.

Para este año, la renovación parece la nota predominante, y el Voley Textil Santanderina continúa su trabajo de planificación de la campaña 2020-21, con la formación de la plantilla que trabajará a las órdenes de Marcelo de Stefano en un equipo que afrontará con ambición el séptimo curso consecutivo en la Superliga.